8 consejos para hacer crecer tu empresa
4 junio, 2018
5 Tips para tu oficina virtual
18 junio, 2018
Show all

Una oficina virtual puede ofrecer productos y servicios sin hacer uso de los medios tradicionales, lo cual puede llegar a ser mucho más eficiente, ya que los clientes pueden acceder a la información o servicios las 24 horas del día.

Montar una oficina física implica un gasto considerable para la mayoría de los emprendedores, la realidad es que, si eres dueño de una Pyme y tienes un equipo a tu cargo, prescindir de un espacio físico para dirigir y administrar tu negocio es una opción viable.

Asimismo, dejar a un lado tu oficina física y contratar una virtual puede reducir costos hasta en un 80 por ciento.

La tecnología y los avances en los canales de comunicación han permitido que cientos de personas trabajen desde su casa y administren negocios en la comodidad de su hogar o de otros lugares, incluyendo parques y cafeterías.

Desde hace más de 15 años se popularizó en distintas partes del mundo (principalmente en Estados Unidos y Europa) una tendencia laboral que atiende este mercado: Las oficinas virtuales.

Pero ¿qué es una oficina virtual?

Es un lugar intangible donde se llevan a cabo tareas de negocios como si se tratase de una oficina física, esto te permite trabajar en cualquier lugar.

Una oficina virtual puede ofrecer productos y servicios sin hacer uso de los medios tradicionales, lo cual puede llegar a ser mucho más eficiente, ya que los clientes pueden acceder a la información o servicios las 24 horas del día.

¿Cómo sé si las oficinas virtuales son para mí?

Esta modalidad alternativa a las oficinas tradicionales puede resultar una de las mejores opciones para potenciar tu empresa.

Una oficina virtual es ideal para:

  • Emprendedores que trabajan en casa o en pequeñas oficinas y que quieran dar formalidad a su empresa.
  • Pymes que quieran profesionalizarse. No importa si iniciaste tu negocio en una oficina física, nunca es tarde para dar el paso al mundo virtual.
  • Empresas trasnacionales que quieren abrir oficinas en otros países e incluso en otros estados o ciudades del país.

 

Es muy importante que identifiques cuáles son tus dinámicas de trabajo, para qué usas la oficina física, cuánto tiempo estás en ella y si realmente está proyectando la imagen que deseas. Por ejemplo, aunque tengas un espacio totalmente tuyo, si está en una mala ubicación o las instalaciones son deficientes, no brindarás confianza a clientes, socios o inversionistas.

Una oficina virtual te permite tener una ubicación privilegiada e instalaciones de lujo. De esta forma, puedes brindarle a tus clientes una imagen profesional, así como más seriedad y confianza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.